redes sociales

2018, ¿año de los micro-influencers? Yes en inglés (pero no para todos).

Hace un año ya empezábamos a vislumbrar el potencial, dentro del fenómeno imparable del marketing de influencers (a nuestro juicio, y que quede avisado, este es - bien ejecutado - el mecanismo más efectivo y eficiente para construir brand awareness y, en una mayoría casos, también para conseguir ventas), el juego que podía dar el creciente y agresivo universo de perfiles con masas de entre 5 y 50 mil seguidores.

Como animal en constante crecimiento, Instagram alberga gradualmente una competencia más agresiva en todos los segmentos, dificultando la carrera por los followers y el famoso engagement (la capacidad real de las publicaciones de enganchar / generar compromiso entre los seguidores) obligando a los ya archiconocidos influencers a posicionarse en nichos. 2017 ha sido el año de consolidación de varios segmentos; se ha abierto la mano a la promoción y la conversación sobre segmentos más allá de la moda, la comida y los viajes. De la mano de esto, el influencer marketing ha, como mínimo, duplicado su actividad. 

Sirva como referencia este estudio de Klear, "the state of influencer marketing", que, aunque esclarecedor, no puede demostrar el verdadero tamaño del monstruo, ya que sólo analiza los posts que tienen la etiqueta #ad. A continuación podéis ver el crecimiento entre 2016 y 2017 de estos posts patrocinados (oficialmente; nosotros estimamos que por cada post publicado oficialmente como patrocinado hay tres patrocinados que no lo anuncian así) : 

 

 

Screen Shot 2018-01-23 at 11.44.15.png

Al crecimiento del sector están contribuyendo los micro-influencers, segmento cada vez más difuso (en su día se consideraba micro a un usuario de instagram con entre 500 y 20,000 seguidores; ahora nosotros trabajamos con rangos entre los 15,000, ¡hasta más de 100,000!, y lo que hay debajo son para nosotros nano-influencers), y que aporta según el estudio de Klear más del 47% de los posts patrocinados en el mundo. En Balzucana somos unos creyentes absolutos de este tipo de perfiles, y consideramos que su participación debe combinarse con los llamados TOP influencers (que según quien pueden empezar en los 100,000 seguidores o mucho más arriba) en las campañas de marketing de las empresas que quieran crecer a través de redes, sobre todo aquellas con un producto o servicio accesible para público entre 18 y 30 años, que domina las redes y en especial Instagram. 

El influencer marketing es una realidad absolutamente consolidada, pero el uso masivo de micro-influencers quizás es todavía solo una tendencia, aunque sea una muy en alza. La clave para el éxito en una campaña de micro está en conocer bien el nicho donde trabaja la marca, en conocer a los influencers y sus métricas lo mejor posible, y también en apostar constantemente por figuras emergentes. Como mundo en constante expansión y de feroz competencia, Instagram tiene muchos filos, muchas medias verdades y mucho, mucho potencial. Y en 2018 los micro-influencers serán una parte (más) fundamental de ese potencial. 

 

Screen Shot 2018-01-23 at 11.46.47.png

Paid media: La nueva inversión publicitaria en internet

Según un estudio reciente de eMarketer, Google Adwords y Facebook Ads son hoy las herramientas más usadas para publicitarse en internet. Se estima que ambas representarán casi la mitad de la inversión en publicidad online  el próximo año. Internet generará unos 260.000 millones de euros en publicidad, representando el 36,9% de la inversión en el sector.Google supondrá un 30% del total y Facebook un 16%.

Por su parte, Twitter pierde fuelle otro año más, . y viejas glorias del sector como Yahoo y AOL no llegan apenas al 2% del mercado, recordándonos que en el mundo de la publicidad online el cambio es la única constante y que, dentro de unos años, este post puede ser sólo un reflejo de lo rápido que pasa todo

Según el portal Más que negocio, Google es la red de publicidad de display más grande a nivel mundial, en parte gracias a su multiplataforma. Como propietario de Youtube, Gmail y Blogger entre otros canales, el gigante  alcanza al 90% de usuarios de internet y logra más de 180 millones de impresiones de anuncios al mes. Gracias a la ya muy explorada red de banners de AdSense, Google permite a cualquier compañía B2C con un presupuesto digno entrarte por los ojos hasta decir basta.

Facebook, por su parte, es la red social más grande del mundo y llega al 51% de todos los usuarios activos de internet. Su solución publicitaria es más visual y permite segmentar con mayor facilidad. Su analítica, aunque más limitada, es intuitiva y fácil.. Facebook Ads dispone de integraciones con Instagram Ads, una de las plataformas más rentables en los próximos años (inversión en influencers aparte)y con su propio Ad Exchange (la posibilidad de cruzar data entre ambas redes, propiedad del señor Zuckerberg), lo cual mejora su precisión y aumenta su audiencia.

A grandes rasgos, la publicidad de Facebook es una gran opción para estirar al máximo un presupuesto, ya que su coste por clic suele ser inferior. Por otro lado, en Google AdWords la calidad de los anuncios es determinante en el precio final.

No hay una herramienta mejor que otra, sino que cada una depende en función de la situación que se encuentre el negocio o marca. Nosotros las probamos todas, e intentamos ser expertos en un mundo que cambia cada vez que asoma el sol por el este. 

BALZUCANA : ¿Qué es lo que hacemos?

 

A pesar de haber "nacido" en un entorno digital, hemos tenido que aprender mucho. Ya llevamos unos años dedicándonos a esto y nos gusta aprender de los mejores. De algo no nos cabe duda: el presente es online

En nuestra experiencia como comunicadores, hemos hecho prácticamente de todo. Desde temprano, nos fijamos primero en las redes sociales y sus dinámicas. Pronto nos dimos cuenta de que darse a conocer en la red se traduce en ganar fama en el mundo real. Uno de nuestros primeros proyectos, allá por 2009, triunfó gracias entre otras cosas a una gestión intensa e inteligente de Facebook. Son muchos los casos nacionales de éxito gracias al social media: Mr.Wonderful, una tienda de regalos que creció en sus redes para consolidarse después en el offline. O nuestros amigos de las zapatillas Pompeii, por poner un ejemplo de un e-commerce que nos gusta y que triunfa por haber segmentado perfectamente a su público. Estos y miles más demuestran el gran atributo del social media: Minimiza las diferencias entre grandes y pequeños. Ahora, un presupuesto limitado es una barrera menor. 

Las redes sociales pueden llegar a ser un canalizador de influencia extraordinario. Como seguramente sabréis a estas alturas, los nuevos influencers no están en el cine o la televisión: Son los reyes del digital. Un ejemplo fácil: La bloguera italiana Chiara Ferragni, quien con cerca de 8 millones de seguidores (a enero de 2017) en la red social Instagram, es ya un caso de estudio en la Universidad de Harvard. En España, es un modelo en total efervescencia. Si no, pregúntenselo a nuestros socios de Go Talents, la agencia líder en representación de top influencers, y sabrán cuánto les importa a marcas y servicios posicionarse en el nuevo Internet. 

Como sucedía fuera de la red, en el social media los influencers no siempre son personas:  Son, en muchas ocasiones, productos o conceptos. Marcas deportivas como Adidas o Nike se han beneficiado de una moda runner que ellos mismos han impulsado desde las redes sociales, creando aplicaciones móviles específicas y con todo tipo de contenidos especializados. ¿Quién no sabe algo del running hoy en día? En el mundo de la restauración, la comida ecológica y las superfoods, son temas de conversación que genera un engagement sin igual. Cada día llueven nuevos casos de éxito, que dependen de un contenido original, atractivo y diferencial. 

Mientras todo esto suena muy bonito, debemos advertir de algo. En el social media, como en la vida, los milagros son muy excepcionales. Por eso, construir un público afín y ampliar la comunidad - ganar fama poco a poco, en otras palabras - lleva su tiempo, y requiere una estrategia diversificada. Nosotros, además de un contenido original, coherente y constante, apostamos por el paid media: Un mecanismo para todos los bolsillos para darse a conocer entre los desconocidos (Según E-Marketer, en 2020 las empresas invertirán más en publicidad digital y redes sociales que en publicidad televisiva). 

Constancia, inversiones razonables, paciencia... Y coherencia. El éxito de un restaurante, una app, un servicio o una marca depende de la relación entre su mensaje y su contenido, entre lo que ofrece y lo que entrega. Detractores y amantes de Apple estarán de acuerdo en que ninguna marca comunica tan bien y es tan coherente en todos sus detalles. Por eso, nosotros nos fijamos en todos. 

 

 

Seguiremos aprendiendo. Y queremos que sea de vuestra mano: Empujando vuestras empresas, dotándolas de visibilidad en las redes y conectándolas con vuestro público.